Inconvenientes de la Jubilación parcial. ¿Quién puede solicitarla?

El cobrar la jubilación es un beneficio y un derecho que tiene el trabajador, luego de toda una vida de esfuerzo y constancia cumpliendo con su jornada. Algunas veces el jubilado prefiere la jubilación parcial, a pesar de que no siempre se considera como la mejor opción. Te explicamos en qué consisten los inconvenientes de la jubilación parcial.

jubilación parcial
Índice
  1. ¿Qué es la jubilación?
  2. ¿Qué es la jubilación parcial?
  3. ¿Qué prestaciones y compatibilidades tiene la jubilación parcial?
  4. Incompatibilidades de la jubilación a tiempo parcial
  5. Requisitos para la jubilación parcial a partir de los 60 años
  6. Inconvenientes de la Jubilación parcial
  7. Ventajas de la Jubilación parcial
  8. Inconvenientes del contrato de relevo

¿Qué es la jubilación?

La jubilación es el tiempo en el que los ingresos de una persona dependen de la pensión que garantiza el Estado, mediante el Sistema Público de Pensiones de España.

Para el año 2021, la edad legal de la jubilación queda fijada en 65 años para las personas que tienen cotizados 37 años y 3 meses o más. Para las personas que no llegan a esos años cotizados, deberán de tener 66 años para poder jubilarse.

En cuanto a las cantidad de dinero a recibir, estas suelen variar dependiendo de los años de cotización de la persona. La cantidad máxima que un jubilado puede cobrar con una pensión completa es de 2.683,34 euros al mes, unos 37.566,76 euros anuales.

¿Qué es la jubilación parcial?

La jubilación parcial tiene una característica única, la persona cobra parte de la jubilación que le corresponde mientras cumple con su cargo como trabajador activo a tiempo parcial y recibe el pago de su sueldo de acuerdo a su labor.

Esta situación se define cuando una persona da inicio al proceso tras cumplir los 60 años y al mismo tiempo continúa trabajando media jornada. Este tipo de contrato puede involucrar a un trabajador de relevo o que la empresa asigne un contrato con duración establecida.

En cuanto a la cantidad de dinero que el trabajador recibirá por su pensión, es la cantidad resultante luego que se aplique el porcentaje de reducción de la jornada a la cantidad que le corresponde por la pensión, tomando en cuenta los años cotizados en la Seguridad Social.

A manera de ejemplo, tenemos el caso de un trabajador que reduce a la mitad su jornada laboral, recibe el 50% de su sueldo y el 50% de su pensión pública.

  Pagas extras: ¿Cómo, cuándo y por qué se abonan?

¿Qué prestaciones y compatibilidades tiene la jubilación parcial?

La pensión por jubilación parcial es compatible en ciertas situaciones, tales como:

  • Trabajos que cumplan con la jornada parcial en la empresa. Los contratos para trabajos a tiempo parcial, deben ser anteriores a la jubilación.
  • El trabajador puede obtener contratos a tiempo parcial después de su jubilación, pero la jornada laboral no puede aumentar a tiempo completo, si así fuera se suspendería la prestación.
  • La jubilación parcial es compatible con la pensión por viudez, la prestación por desempleo y otras prestaciones que básicamente representen retribuciones correspondientes a las de un trabajo a tiempo parcial.

Incompatibilidades de la jubilación a tiempo parcial

Este tipo de jubilación no es compatible en los siguientes casos:

  • Si el trabajador tiene una pensión por discapacidad o invalidez permanente o absoluta.
  • En el caso de que la incapacidad permanente y total se presente dentro del contrato de jubilación parcial.
  • La persona no puede percibir otra pensión por jubilación, correspondiente a una actividad laboral distinta a la que le produce la jubilación parcial.

Requisitos para la jubilación parcial a partir de los 60 años

Si tienes 60 años cumplidos y todavía estás trabajando, puedes solicitar tu jubilación parcial con el derecho de disfrutar la Pensión Contributiva de la Seguridad Social, para esto debes:

  • Realizar una reducción de tu jornada laboral en un rango de entre un 25% a un 50%.
  • Tener un mínimo de 15 años de cotizaciones en la Seguridad Social, donde dos de estos años deben ser anteriores a la fecha de la solicitud.
  • En el caso de que el trabajador tenga un contrato de relevo a tiempo completo, debe haber cotizado 34 años y 9 meses como mínimo, y tener en la empresa al menos 6 años de labor continua, que se cuentan a partir de la solicitud de la jubilación.
  • Si tienes un contrato de relevo, debes reducir tu labor entre un 25% a un 75%, sí y solo si, se trata de un contrato por jornada completa y es indefinido.

Inconvenientes de la Jubilación parcial

  • Es difícil acceder a este tipo de jubilación parcial debido a los requisitos de la edad y de los años cotizados que se exigen en el caso de ser un contrato de relevo.
  • Este tipo de jubilación parcial tiene un alto coste para el Sistema Público de Pensiones. La tesorería tiene que afrontar un mayor gasto de dinero teniendo en cuenta la esperanza de vida de la persona debido a que no se aplican coeficientes reductores a los trabajadores.
  • Se reduce el salario de forma notable, aproximadamente entre un 20% y un 50% del sueldo total del trabajador.
  ¿Cómo ser profesor universitario?

No todo son inconvenientes y por ello, queremos citar también los beneficios o ventajas a la hora de solicitar la jubilación parcial:

Ventajas de la Jubilación parcial

  • Permite al trabajador reducir su jornada laboral mientras percibe su sueldo y su pensión al mismo tiempo en porcentajes relativos.
  • El ingreso por este tipo de jubilación no puede ser inferior al importe que recibiría el trabajador por una pensión completa mínima, que corresponde a los mayores de 65 años.
  • La pensión de jubilación no está sujeta a las deducciones que se realizan en función de la edad, por lo cual la cantidad no se reduce, como en el caso de la jubilación anticipada.

Inconvenientes del contrato de relevo

La jubilación parcial a través del contrato de relevo puede presentar ciertos inconvenientes que es importante tener en cuenta. Uno de los principales inconvenientes es que la empresa puede tener dificultades para encontrar un trabajador que esté dispuesto a ocupar el puesto del trabajador que se jubila parcialmente. Esto puede deberse a diversas razones, como la falta de demanda de empleo en el sector o la escasez de profesionales cualificados.

Otro inconveniente es que el trabajador que se jubila parcialmente puede experimentar una reducción significativa en sus ingresos. Aunque sigue trabajando a tiempo parcial, su salario se verá reducido proporcionalmente a las horas trabajadas, lo que puede suponer un impacto económico importante en su vida diaria.

Además, la jubilación parcial puede tener consecuencias negativas en la carrera profesional del trabajador. Al trabajar a tiempo parcial, es posible que se pierdan oportunidades de promoción o de desarrollo profesional, ya que se está dedicando menos tiempo y energía al trabajo.

Otro inconveniente es que la jubilación parcial puede generar tensiones y conflictos en el equipo de trabajo. Los compañeros de trabajo pueden sentirse frustrados o resentidos si tienen que asumir una mayor carga de trabajo debido a la reducción de horas del trabajador que se jubila parcialmente.

Finalmente, la jubilación parcial puede tener un impacto negativo en la cotización a la Seguridad Social del trabajador. Al reducirse las horas trabajadas, las cotizaciones también se reducirán, lo que puede afectar al importe de la futura pensión de jubilación.

3.8/5 - (366 votos)

Artículos Relacionados

    1 Comentarios

  1. Leandro Lanchazo Garcia dice:

    Tengo una jubilacion parcial del 50% con contrato de relevo desde Diciembre de 2017, la empresa viene cotizando según el año ejemplo en 2018 el 75% , en 2019 el 80% de la base de cotizacion, esto repercute en la base reguladora de mi jubilacion ordinaria el proximo mes de Julio? ó como me dijeron cobraria el 100% como jornada completa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir